Cuando se cambia el kit de distribucion

Es muy importante tener en cuenta que el kit de distribución juega un papel fundamental en tu vehículo para conseguir un buen rendimiento. En todo caso, si lo que buscas es piezas de coches usadas, lo mejor es recurrir a un desguace, porque allí encontrarás la mayor variedad y los precios más bajos.

Sin embargo, son muchos los conductores que aún no saben cuándo es el momento ideal para hacer el cambio de la correa de distribución. Por esto, te recomiendo que sigas leyendo atentamente este post para que puedas saber los motivos para hacer el cambio.

Momentos para el cambio de la correa de distribución

Es muy importante tener en cuenta que el cambio de la correa de distribución se debe hacer siempre que se cumplan ciertas circunstancias como son:

Kilometraje

El kilometraje será fundamental para hacer el cambio de todo el kit de distribución, porque así conseguirás el mejor rendimiento. En todo caso, debes asegurarte de que el cambio se haga cada 100.000 kilómetros que es la vida útil que tiene esta pieza del motor.

Conducir con una correa de distribución desgastada puede ser un gran problema, porque esta se romperá en cualquier momento. Si la correa se rompe en funcionamiento, esto causará que tu motor tenga averías irreparables.

Pérdidas de tensión

Las reparaciones en tu motor deben ser hechas por un profesional especializado, en especial si están cerca de la correa de distribución. En todo caso, debes asegurarte de que llevarás el coche a un taller especializado para evitar este tipo de inconvenientes.

Si en una reparación cercana a la correa de distribución se produce una pérdida de tensión, esta tendrá que ser reemplazada de inmediato. Esto debido a que esta pieza es muy delicada y no recuperará su tensión bajo ninguna circunstancia, lo que te hará gastar mucho más dinero.

Fugas en el motor

Las fugas en el motor son problemas que se producen de forma común, en especial cuando el coche ya tiene cierto tiempo de uso. Por este motivo, debes asegurarte de que repararás las fugas una vez que sean detectadas para evitar inconvenientes.

Cuando las fugas estén reparadas recuerda revisar muy bien la correa de distribución, y en caso de daños, debes asegurarte de cambiarla de inmediato. Las fugas más comunes que se presentan en el motor pueden ser de aceite o líquido refrigerante, y estas se deben por lo general al desgaste normal que sufren las mangueras.