Consejos para elegir el mejor centro de estética

  1. No te guies sólo por el precio.

En muchos casos vale la pena pagar más, es como elegir una peluquería barata y terminar con un color que no querías y las puntas quemadas. En muchas ocasiones vale la pena un poco más de esfuerzo (ahorrar) y que no te estropeen el cabello con la coloración.

Lo mismo con los centros de estética como Hair & Beauty, ten en cuenta que los productos y la maquinaria cuestan un dinero, además de tener que pagar al personal. por ello en los centros de estética más baratos o contratan personal no tan cualificado o usan productos de dudosa calidad.

  1. Busca los mejores profesionales ya que es una cuestión de salud.

Aunque la estética se considere más bien un “capricho” la verdad es  que está bastante relacionada con nuestra salud.

Encontrar un mal dermatólogo, o alguien que no sepa manejar del todo una máquina láser puede provocarte incluso efectos desastrosos sobre la piel (quemaduras) además de haber pagado para nada.

Por ello cada vez que vayas a un centro de estética infórmate de la capacitación que tiene cada uno de sus empleados. Y sobre todo pon atención a la forma en la que te explican los procedimientos.

Se distingue perfectamente a alguien que sabe de lo que está hablando (diferentes tratamientos, maquinaria, opciones según tus características, recomendaciones…) de alguien que tan sólo busca que uses el servicio.

  1. Cuidado con los “milagros”.

Este es otro error en el que caemos cuando estamos buscando un centro de estética, queremos resultados ya y sin hacer el mínimo esfuerzo. Si quieres perder volúmen también tendrás que  hacer ejercicio y controlar lo que comes, por muy buena que sea  una máquina no hará todo el trabajo por ti.

Cuando vayas a elegir un centro asegurate de que no te venden humo,  asegúrate de que sean honestos cien por cien contigo. ¿Cómo saber si son honestos contigo? Cuando frente a ciertas preguntas te respondan:

“Necesitarás más sesiones para que quede como tú quieres”, “ el resultado depende también de…”, “tendrás que aplicarte además…”

  1. Trato personalizado.

A todo el mundo no le queda bien el pelo corto, ni rubio, ni la misma ropa… pues con los tratamientos estéticos igual. Cada cuerpo es un mundo y hay tratamientos que están más indicados para ciertas personas.

Cuando vayas a elegir centro asegurate de que te escuchan bien y que se molestan en saber exáctamente qué resultados quieres. Además de explicarte cuales son los pros y los contras de cada tratamiento.

  1. Que te guste.

Un centro de estética tiene que ser un sitio”que te entre por los ojos” literalmente, ya que vas allí a a relajarte y a cuidarte. ¿No  es mejor un sitio con bonitas butacas, flores naturales, una luz tenue que una sala con una camilla y una pared mal pintada? porello no solamente estás comprando el servicio, sino un momento para ti [email protected]

  1. Información y más información.

En los tratamientos más “complicados” deberán darte un plan de tratamiento por escrito en el que venga un presupuesto cerrado y tu consentimiento firmado además de todos los riesgos detallados, el procedimiento y los materiales que se van a utilizar.

Si se han utilizado productos inyectables (ácido  hialurónico para aumento de labios por ejemplo) sería conveniente que te entregasen el lote del producto que han utilizado y en tratamientos como peelings o láser unas pautas a seguir en los días posteriores.

  1. Mira comentarios.

Todo centro de estética tiene una web en la  que hay una sección para dejar reseñas y comentarios, echarle un ojo te servirá para saber si otros clientes que han acudido a ese mismo centro están satisfechos con el resultado o no.