3 razones por las que alquilar plataformas elevadoras es mucho mejor que comprarlas

Si trabajas en el ámbito de la construcción o las reformas, conocerás muy bien el sector de las plataformas elevadoras. Sin duda, habrás entrado en contacto con muchas de ellas y sabrás tanto sus grandes ventajas como sus habitualmente ignorados defectos. Asimismo, serás muy consciente de lo necesario que resulta utilizarlas en muy diversas instancias y ámbitos.

 

Quizá sea precisamente por esta necesidad constante de acudir a ellas por la que puede que te estés planteando comprarte una. Sin embargo, nosotros te queremos convencer de que alquilar plataformas elevadoras te puede reportar muchos más beneficios a corto, medio y largo plazo que invertir en una propia. Por ello, te vamos a presentar a continuación las tres principales razones por las que pensamos que alquilar plataformas elevadoras es mucho mejor que comprarlas.

 

1.-Una única plataforma elevadora no te servirá para todo. Salvo en el caso de las enormes empresas multinacionales, que tienen una importante cantidad de dinero para invertir en material, la mayoría de las compañías de construcción y reformas sólo pueden plantearse la posibilidad de comprar una plataforma elevadora o, como mucho, dos. Sin embargo, lo cierto es dependiendo de la labor que tengas que realizar, necesitarás contar con un tipo de plataforma elevadora u otro, por lo que es más que probable que, aun habiendo comprado una plataforma elevadora, necesites alquilar otras de diferente naturaleza con cierta asiduidad. Esto supondrá un importante gasto añadido para ti, pues no solo habrás tenido que invertir una cantidad considerable de dinero en la plataforma elevadora que hayas comprado, sino que tendrás que pagar su almacenamiento y mantenimiento al mismo tiempo que tienes que pagar el alquiler de otra más adecuada para tus necesidades momentáneas. Por ejemplo, imagina que has comprado una plataforma de tijera diésel, pero tienes varios trabajos seguidos que te obligan a alquilar a empresas especializadas como Globen plataformas elevadoras de diferente naturaleza, como una plataforma articulada eléctrica o una plataforma sobre camión. Tus gastos se multiplicarían, pues tendrás que pagar por el alquiler de estas plataformas extra mientras financias el almacenamiento y conservación de la que ya tienes. Por lo tanto, te recomendamos que evites esta posibilidad evitando la compra de una plataforma elevadora en particular y alquilando aquellas que necesites sólo por el tiempo que las requieras.

 

2.-Con el alquiler, no tendrás que preocuparte por el almacenamiento de tu plataforma elevadora. Aunque en un principio tu principal preocupación puede ser pagar el elevado precio de la plataforma elevadora de tu elección, lo cierto es que a largo plazo, los gastos de almacenaje pueden llegar a ser mucho más elevados que el coste de la venta. Tienes que tener en cuenta que una plataforma elevadora no es un aparato que se puede guardar en cualquier parte, sino que tienes que tener un espacio importante para guardarla, que tendrás que pagar y financiar constantemente. Este es un gasto importante, especialmente si no tienes actualmente el espacio suficiente para ella y tienes que buscar, con el consiguiente gasto adicional, un lugar para ellas. Esto es especialmente importante si trabajas en grandes ciudades, pues el precio del suelo en estas urbes es enormemente alto. Así, si alquilas tu plataforma elevadora, no tienes que preocuparte en absoluto por esto, pues es problema de la empresa de alquiler de plataformas elevadoras que hayas contratado.

 

3.-Si optas por el alquiler, tampoco tienes que preocuparte por su transporte ni por su mantenimiento. Por último, otro de los gastos adicionales y constantes a los que tienen que hacer frente los propietarios de las plataformas elevadoras son el transporte y el mantenimiento. Las plataformas elevadoras necesitan ser transportadas de forma segura y adecuada a los lugares donde van a ser utilizadas, siendo este un gasto al que tendrás que hacer frente tú si te compras una plataforma elevadora. Asimismo, también te tendrás que hacer cargo de su mantenimiento y de cualquier arreglo especializado que tu plataforma elevadora pueda necesitar, que suelen ser bastante gravosos. Sin embargo, si alquilas tu plataforma elevadora con empresas como Globen, tú no tendrás que preocuparte por estas cuestiones y la compañía con la que contrates su uso se asegurará de que tu plataforma elevadora esté en el lugar previsto en perfectas condiciones sin ningún problema.

 

Como puedes ver, a corto y largo plazo, alquilar plataformas elevadoras es una opción mucho más útil y rentable que comprar una. Por lo tanto, te recomendamos que acudas a empresas especializadas en alquiler de plataformas elevadoras de reconocido prestigio, como Globen, y te evites problemas, quebraderos de cabeza y muchos gastos adicionales. ¡Te prometos que no te arrepentirás!