Archivo de la etiqueta: nsecticidas para plantas

insecticidas para plantas

Insecticidas para plantas evitan la propagación de plagas en las cosechas

insecticidas para plantas

Cuando la plaga asecha es necesario aplicar insecticidas para plantas que evitan su proliferación, así como la propagación de enfermedades que afectan las cosechas, dependiendo del tipo de insecto se toman las medidas adecuadas para su eliminación.

Dentro de los insecticidas hay una gran variedad disponible en el mercado global, incluyendo a España. Desde hace más de seis décadas, se tratan este tipo de calamidades permitiendo que la vegetación traiga los frutos que la humanidad necesita para su subsistencia.

Quienes tienen plantas en sus hogares o huertos suelen utilizar insecticidas naturales para evitar que la plaga las ataque y las mate. Pero no es lo mismo aplicar medicamentos caseros que poseen poca efectividad frente a productos probados en entornos hostiles para la vegetación.

Existen empresas que venden los productos que se amerita según la necesidad de su vegetación. Sin embargo, es fundamental saber cómo aplicarlos correctamente. Por ello, es oportuno explicar que debe evitarse su uso cuando el sol está en plena radiación, mejor hacerlo al amanecer o atardecer.

En la clasificación de insecticidas se encuentran aquellos según la acción que generan: los sistémicos son absorbidos por las plantas a través de su raíz, y se van distribuyendo por sus tallos y ramas. Mientras que los superficiales solo actúan en el área donde fue aplicado.

Características de los insecticidas para las plantas

También son de fácil acceso en el mercado español los insecticidas según su modo de empleo: los de ingestión son eficaces cuando la plaga los ingiere, en cambio los de contacto matan al insecto con solo rozarlos, es decir al tenerlos en su inmediación.

Se conocen además los insecticidas por su especificidad, se clasifican en específicos, polivalentes y de triple acción. Los primeros son eficaces con un solo tipo de insecto, los segundos se emplean para varios, en la etiqueta se indica y los últimos atacan ácaros, insectos y plagas.

El último tipo de insecticida se relaciona con la fase en la que actúan, están los preventivos que evitan principalmente la propagación de la plaga y los curativos que atacan la que ya existe con el propósito de eliminarla. Se emplean en conjunto con los fungicidas para curar a la planta.