Spanish top golf courses: la famosa Costa del Golf

Spanish top golf courses

A la hora de elegir los Spanish top golf courses la competencia es reñida porque una gran cantidad resultan ser de excelente calidad. Pero, indudablemente, en ese grupo destacan los ubicados en la Costa del Sol, provincia de Málaga, al sur de la nación española y junto al mar Mediterráneo.

Su misma situación geográfica le confiere un clima excepcionalmente benigno, ni muy caliente en verano, ni demasiado frío en invierno. La temperatura promedio anual ronda los 20 oC y el astro rey brilla poco más de 300 días al año, por lo que golfistas de todas partes del mundo y distintos grados de pericia, se dirigen allí con la confianza de poder disfrutar de la actividad en cualquier época.

A esta región se le denomina también, Costa del Golf haciendo referencia al hecho de que presenta la más alta concentración de campos para practicar este deporte de todo el continente europeo. Hablamos de alrededor de 70 clubes, todos de elevado nivel y competitividad.

Son fácilmente accesibles a través del aeropuerto internacional de Málaga que se conecta con los destinos continentales de mayor importancia: Londres, Dublín, París, Ámsterdam, Bruselas y Copenhague. Dentro de España cruza tráfico con el Adolfo Suarez de Madrid (Barajas), El Prat de Barcelona y Palma de Mallorca en las islas Baleares.

Un destino histórico para los amantes del golf

El origen de la pasión se sitúa en 1925 con la fundación del Real Club de Campo, el primer establecimiento de Andalucía que en la actualidad recibe el nombre de Parador de Golf de Málaga. Desde entonces el número de aficionados y de instalaciones, crece sin parar.

Jugadores famosos internacionalmente como Miguel Ángel Jiménez son oriundos de la comarca malagueña. Y otros de prestigio mundial, Severiano Ballesteros, entre ellos, impulsan con su talento y profesionalismo la reputación golfista de la zona.

Muchos de los campos fueron diseñados por reconocidos arquitectos. Por ejemplo, Valderrama, uno de los más representativos del país, favorecido con el título del mejor de la Europa continental en diversas ocasiones y el primero fuera de Gran Bretaña en servir de sede al tradicional torneo Ryder Cup, es obra de Robert Trent Jones.