¿Por qué es malo cargar a los niños con la mochila en la espalda?

Existen muchos problemas de salud derivados del uso de mochilas en la espalda, estos problemas afectan sobre todo a los niños que se encuentran en edad escolar, porque es en esta etapa de la vida cuando comenzamos a utilizar mochilas. El problema principal se da cuando las mochilas tienen un peso muy elevado, que por lo general supera el 10% del peso corporal del niño, y es aquí donde comienzan a aparecer los problemas de salud comunes por utilizar mochilas en la espalda.

¿Qué problemas puede traer la mochila en la espalda?

Por lo general cuando un niño lleva en su espalda una mochila muy pesada, tendrá que hacer fuerza con su espalda y hombros hacia adelante para lograr sostener este peso que lleva atrás. Esto con el tiempo comienza a generar problemas de salud bastante comunes, que empiezan por un dolor intenso tanto en la espalda como en los hombros del niño.

Estos problemas se van intensificando a medida que se sigue utilizando la mochila en la espalda, lo que a largo plazo puede causar problemas graves en la espalda de los pequeños. Los problemas que causa la mochila en la espalda, van desde problemas musculares, que causan un gran dolor, hasta problemas posturales, que afectan directamente a la columna, produciendo incluso que el niño o niña comience a estar jorobado.

¿Se pueden evitar los problemas que causa la mochila en la espalda?

Ciertamente que estos problemas se pueden evitar, para ello se debe eliminar la causa principal, que es la mochila que tiene un peso excesivo de la espalda del niño. La única manera de que el niño pueda seguir llevando su mochila en la espalda, es que esta no supere el 10% de su peso corporal, de lo contrario, se debe cambiar la mochila de inmediato.

Lo más recomendable, es el uso de mochilas con ruedas, las cuales se pueden arrastrar fácilmente y no producen este tipo de problemas de espalda. Aunque, no por ser mochilas con ruedas debemos sobrecargarlas, porque el niño igualmente tendrá que hacer fuerza para moverla, y si se encuentra muy pesada, esto también podría causar problemas en su hombro, al hacer mucha fuerza para lograr arrastrar la mochila.

Recomendaciones para evitar los problemas de espalda y hombros.

Lo mejor es comprar mochilas que tengan grandes estándares de calidad, tal es el caso de las mochilas de la marca Gorjuss, que son muy fáciles de desplazar, porque tienen sistemas de ruedas muy buenos, que permiten que no se produzca un gran esfuerzo a la hora de mover la mochila.

Pero la recomendación principal, es que los padres monitoreen constantemente la mochila de sus hijos, ya que el peso excesivo es la principal causa de los problemas de espalda y hombros. Por este motivo, las mochilas a pesar de tener ruedas no deben estar sobrecargadas, así se evitan muchos problemas de salud a los niños, además, se evita que el niño cargue con material que en muchas ocasiones no utilizará en su jornada escolar.