Licensing, un valor seguro de ingresos

Si vives con niños pequeños lo más normal es que tengas esparcidos por casa más algún producto con la imagen de un personaje de ficción.

Los más de 100 personajes de Disney, Hello Kitty, Snoopy… Muchos de ellos han formado parte de nuestra infancia (y de nuestra madurez si tenemos hijos…) y son varias las marcas que conocen el gancho que tienen.

Doraemon para niños, Betty Boop para niñas, mickey y minnie bebe…Incluso los productos con licencia han derribado muros y existen montones de artículos con licencia para adultos. No solamente a los niños les gusta algún personaje…

Hoy te vamos a contar que es el licencing y cúales son los negocios más rentables de los productores de animación.

Qué es el licensing

¿Quién no tiene en su casa una toalla con el dibujo del Pato Donald, una gorra con la cara de Son Goku, o una camiseta de algún superhéroe? Todo esto es gracias al licensing, que es otorgar el pertinente permiso para reproducir en productos la imagen de un personaje, o de una marca

Aquí el negocio es para dos partes: El licenciante (Dueño de la marca) cede temporalmente los derechos de uso al licenciatario, que es quien reproduce la imagen en sus productos.

¿Qué debemos hacer para conseguir una licencia? Para empezar debemos de tener en cuenta que unas marcas tienen más exigencias que otras, como por ejemplo, Hello Kitty,  quien al ser un personaje dulce, nada agresivo y sin connotaciones sexuales, no puede ir destinado a productos de tipo bélico o sexual.  Sin embargo se estima que hay en torno a unos 50.000 productos que llevan la imagen de esta popular gatita y siempre suele encontrarse entre los primeros ocho puestos en el sector de derechos por licencia.

Walt Disney también exige que sus licenciatarios tengan como mínimo cinco años de experiencia en la fabricación y comercialización de productos con licencia. Son infinitas las firmas que trabajan con Disney, Mickey Mouse y su novia Minnie los personajes más demandados. Para que sirva de referencia, la venta de licencias supone un ingreso anual medio de 26 mil millones de dólares y con tendencia positiva.

En cuanto a licenciatarios podemos hablar de Oysho, quien dispone de personajes conocidos como Mafalda, Bob Esponja, Snoopy o los Pitufos, entre otros, quienes no han dejado de cesar en todas sus prendas.

Inditex también conoce perfectamente el éxito de los dibujos animados entre sus piezas y recurre a varias empresas para comprar licencias. Personajes infantiles como los que salían en Barrio Sésamo, El Pájaro loco, Las Tortugas Ninja, Súper Ratón y otros algo más adultos, como los de Marvel, Super Mario, o Sonic en Bershka han sido participes en algunas de sus tiendas como Pull&Bear o Bershka.