Empresas industriales en versión digital

Desde hace un tiempo existe una duda que para algunos es un problema…Y es que, cada vez que son más las empresas que apuestan por invertir en infraestructura tecnológica en vez de hacerlo en mano de obra cualificada. Además, también existe una idea que determina que estas nuevas tecnologías no hacen más eficiente la productividad ya que necesitan de mayores dosis de inversión y los beneficios no son tan superiores, por lo que la rentabilidad no tiene por qué ser mejor que la opción de toda la vida. En resumidas cuentas, lo que existe es pánico a que las nuevas tecnologías destruyan miles y miles de puestos de trabajo

¿Será así? Lo único que está claro es que el trabajo pasa de estar en un lugar a estar en otro. Cuando antes se necesitaban mecánicos, peones o electricistas, ahora se necesitan ingenieros informáticos, y responsables de estrategia y de estrategia digital.

Si, de estrategia digital. Cualquier posición relacionada con la tecnología que se demandarán son de creación reciente. Ahora un comercial también tendrá que saber fidelizar a un cliente en un entorno online. Además, el apellido digital, está trayendo y traerá muchos puestos de trabajo y profesiones.

En estos últimos años se han detectado una gran cantidad de especialidades en torno al fenómeno digital como programadores, experto en Big Data, o en HTML5, desarrollador de apps o experto en redes sociales.

El mercado ya no es el que era

Las empresas tienen en sus manos este cambio. empresas como Pepsi, ya cuenta con 150 trabajadores en Europa en el equipo de Marketing Online.

Pero no hace falta irse a una gran empresa…Cualquier PYME que cuide a su cliente, ese mismo que cada día está más informado y es más exigente, sabe que lo que ayer servía hoy puede no valer (por calidad, por precio, por servicio…) y por ello ven necesario tirar de estrategia y de nuevas tecnologías.

En www.plasticomania.com, una empresa dedicada a la producción de hostelería productos de un solo uso como vasos o platos de plástico saben que no vale cualquier plástico ni cualquier proceso, empezando por qué hay una normativa que cumplir y siguiendo por qué el cliente no es tonto y sabe escoger. Por ese motivo, son cada vez las empresas que reservan buena parte de su presupuesto a mejorar en nuevas y prósperas tecnologías.

Intuimos que los trabajos rutinarios dejarán de ser tan rutinarios ya que estos procesos los puede hacer la tecnología de la que estamos hablando.

¿Entonces las nuevas tecnologías se están cargando o no algunos puestos de trabajo? No necesariamente es, o tiene por qué ser así. Simplemente se trata de entender que las nuevas tecnologías como un bien complementario que hace las labores del trabajador más sencillas. Y si está quitando algún puesto de trabajo, en realidad lo está quitando para situarlo en otro lugar…