Conseguir lo que buscas para tus pajaros no es complicado

orniplus

En casa siempre hemos tenido pájaros. Desde pequeña, recuerdo que mi tía que vivíamos con ella le encantaban y la verdad que nos contagió el gusto por estos animalitos. No solo tuvimos canarios y periquitos, también hubo algún trompetilla e incluso dos loros. Madre mía con ellos los fines de semana no había quien durmiera, claro durante la semana nos daba igual porque madrugábamos pero los fines de semana que coraje nos daba. La casa siempre estaba alegre con ellos no paraban de cantar recuerdo que ni la tele podíamos ver porque con el ruido ellos cantaban más alto todavía.

El primer loro se llamaba Yaco y en más de una ocasión que metimos la mano para acariciarlo nos propinó un buen picotazo, y no era solo que te picaba es que te hacía hasta sangre por la forma de su pico te cogía el dedo y te lo hacía polvo. Recuerdo que comía pipas que gracioso como las pelaba. Tenía un jaulón grande que mi tía se encargaba de limpiar muy a menudo y es que claro a ella la conocía muy bien y no le picaba. Nosotras es que le hacíamos mucho de rabiar y claro el animal se vengaba. Recuerdo haberlo escuchado hablar en alguna ocasión, el pobre murió de viejo.

Y luego con la pena que mi tía se quedó le compramos otro y al crecer y cada uno tirar para un lado ella ya se quedó con sus animalitos. Y es que los sigue teniendo porque le encantan. Lo que pasa que antes ella compraba todo lo relacionado con ellos en su tienda de confianza pero es que ella ya no puede ir y como nosotros por tema de trabajo tampoco pues confiamos en nuestra tienda virtual orniplus donde podemos comprar todo lo que a mi tía se le antoja. Y es que no podemos estar más contentos con ellos, si es que yo misma cuando hay que hacer un pedido desde mi trabajo en un momento entro en su página web y sin apenas darme cuenta le hago el pedido a mi tía. Y es que pago cómodamente y ya me descuido porque se lo llevan a su casa y se lo dejan allí sin ningún problema. Ella les indica donde se lo deben dejar y se lo dejan. Con lo que así de cómodo y fácil compramos todo lo necesario para sus pajarillos. En una tienda que ya se ha convertido en amiga.