abogados divorcio Cáceres

Abogados divorcio Cáceres: ¿Cuándo procede la modificación de la pensión de alimentos?

abogados divorcio Cáceres

Los abogados divorcio Cáceres no se especializan únicamente en separaciones de parejas. Además, ellos se encargan de que una vez disuelto el vínculo matrimonial, podamos tener nuestros asuntos familiares en orden, especialmente los relacionados con los bienes compartidos y los hijos en común.

En este sentido, uno de los aspectos más complejos es el establecimiento de la pensión de alimentos, toda vez que se determina con el fin de que los progenitores se ocupen de cubrir las necesidades de sus hijos, procurando que mediante el cumplimiento de dicha obligación puedan garantizar que crecerán y se desarrollarán favorablemente en los diferentes ámbitos de su vida.

Pero los requerimientos de estos no son el único criterio que los jueces tienen en cuenta para fijar la cuota que deberá abonarse por dicho concepto, sino que la mencionada medida también se establece valorando la posibilidad económica del progenitor. De ahí que no sea una cantidad igual en todos los casos.

Sin embargo, la situación económica es un aspecto variable en la vida de las personas, pudiendo empeorar o mejorar en cualquier momento. Evidentemente, los jueces están al tanto de dicha realidad y es por ello que la legislación española contempla la posibilidad de permitir la revisión y modificación de la misma.

Ahora bien, la mencionada variación en la condición económica es lo que puede motivar la modificación de la medida y no el capricho del otro progenitor, puesto que como señalamos anteriormente, debe ser proporcional a las posibilidades de quien deba asumirla. Asimismo, podrá intentarse esta acción si se diera el caso de que los hijos tengan nuevas exigencias.

El primer paso es contratar a abogados expertos en divorcios, porque ellos podrán determinar si nuestros argumentos son lo suficientemente válidos como para pedir la modificación de la pensión de alimentos. No obstante, es fundamental considerar que, a pesar de estar representados por estos profesionales, las partes deben comparecer ante el juez con el objeto de ser escuchados y abrirse a la posibilidad de un acuerdo.

En cuanto a las pruebas que acompañarán la petición, es conveniente consultar con el abogado cuáles son las más idóneas. De igual forma, tengamos presente que tales procedimientos se simplificarán si accedemos a realizar acuerdos prudenciales.